¿Qué son los avisos en el RFC?

Las personas que se encuentren inscritas en el Registro Federal de Contribuyentes, deben actualizar periódicamente su información de contacto, en caso de que cambien de domicilio fiscal o de actividad económica.

A este concepto, el Servicio de Administración Tributaria lo ha llamado como avisos en el RFC y se utilizan tanto para personas físicas como morales. Recordemos que ambos grupos se encuentran regulados por códigos legales similares.

Enseguida enumeraremos los tipos de indicaciones más frecuentes que se deben hacer.

Avisos en el RFC: Particularidades de cada categoría

– Cambio o modificación de tu domicilio fiscal Lógicamente este aviso debe ocurrir en el momento en el que un contribuyente (no importa si es menor o mayor) se muda a otro lugar. El tener las direcciones actualizadas de los contribuyentes, ayuda al SAT a tener un manejo correcto de los impuestos que se recaudan.

rfc gratis

– Modificación de nombre propio Aunque en la actualidad es prácticamente imposible que un escenario como este de ocurrir, lo cierto es que las autoridades fiscales mexicanas reportan que al menos algunas personas han tenido que cambiar su nombre, debido a que en el momento en el que llenaron el formulario de la Cédula de Identificación Fiscal cometieron errores. El costo de este trámite para calcular RFC nuevamente no tiene ningún costo.

– Interrupción de actividades De vez en cuando una persona o empresa deja de operar de forma definitiva o bien temporalmente en lo que rediseña su estrategia de mercado. Una vez que se ha avisado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, estarás en posibilidades de imprimir tu RFC ya con los nuevos parámetros.

– Cierre de empresas o locales comerciales Es muy importante que los dueños de negocios participen al RFC, las razones por las que se ha llegado a esa determinación. Una cuestión que debemos puntualizar es que no importa el tamaño de tu organización. En otras palabras, los dueños de una gran compañía o de un puesto fijo ubicado en la vía pública, deben seguir el mismo proceso al momento de avisar.

¿Existe un período específico para presentar los avisos en el RFC?

Vale la pena mencionar que cada aviso tiene un periodo distinto de presentación. Sin embargo, los contribuyentes tienen la oportunidad de presentarlo de manera extemporánea. Lo único negativo de hacerlo de esta manera, es que dichos cambios surtirán efecto en el momento en el que sean recibidos y no en el instante en el que ocurrieron.

Adicionalmente, te queremos comentar que a veces el no actualizar nuestro RFC con homoclave puede traernos ciertas sanciones. Por ello, es importante tener una cultura fiscal que nos permita estar al tanto de las nuevas disposiciones que el SAT da a conocer.

Antes del concluir con la entrada de hoy, no queremos irnos sin dejarte una guía práctica de cómo elaborar tus avisos del RFC a través de la página de Internet del Servicio de Administración Tributaria.

– Entra a www.sat.gob.mx y oprime con la ayuda del ratón en la pestaña “Trámites”.

– En la sección mi portal escribe tu RFC y la contraseña que te haya sido asignada.

– Después haz clic en el enlace “Servicios y solicitudes” y oprime en “Solicitud”.

– Escoge la alternativa que cumpla con tus necesidades y una vez que la hayas llenado presiona sobre el botón “Enviar”.

Cuento de terror el curso de verano


Luego de que concluye el ciclo escolar, muchas escuelas deciden realizar un curso de verano, para que así sus alumnos tengan más actividades para llevar a cabo en vacaciones y no se aburran de sus casas.

En estas clases extra, los profesores les enseñan a realizar actividades manuales, perfeccionar su escritura, ver películas etc.

La maestra Mildred era la encargada de dar el curso de lectura. Como sabemos, los niños de hoy en día resultan algo reacios al momento de que se les indica que cada uno de ellos debe escoger un libro para analizarlo, pues prefieren coger una tablet.

Sin embargo, la profesora los convenció al mencionarles que la lectura es uno de los mejores hábitos. Pasó la primera semana y los chicos pedían leer más cuentos de terror y de espantos.

Algo que nadie sabía en el colegio era que a Mildred no le gustaban las historias de miedo pues le traían recuerdos del pasado. Un viernes por la tarde, antes de que sonara la campana que indicaba la salida, la maestra alcanzó a ver de reojo que había un nuevo estudiante en un rincón.

– ¿Eres nuevo en el curso de verano? Cuando pasé lista, no recuerdo haberte visto. Exclamó la maestra.

El niño apenas levantó la mirada y no pronunció ni una palabra.

Esto hizo que la profesora se levantara de su asiento y fuera en dirección hacia donde se hallaba el nuevo estudiante. Al tenerlo de frente, Mildred no pudo contener el llanto, pues el pequeño tenía la nariz fracturada y los ojos nublados e inyectados de sangre.

En eso recordó que conocía perfectamente la identidad de ese niño. Era su primo, a quien había ahorcado por accidente durante reunión familiar cuando eran pequeños.

Súbitamente la mujer comenzó a gritar:

– Perdóname, perdóname John no quise hacerlo.

Se comenta que la profesora Mildred perdió la razón y que ahora vive sola en su apartamento.

Bonitas leyendas cortas

Bonitas leyendas cortas

Entre las bonitas leyendas cortas que me contaron a lo largo de mi infancia, en el corazón se quedó guardada la de la Caja de Pandora.

A Prometeo se le encomendó la creación de la especie humana, en tanto que a Epimeteo (su hermano) la de los animales. El segundo cumplió con su labor en tiempo y forma. De hecho, a cada especie le asignó una habilidad determinada.

No obstante, Prometeo se olvidó de otorgarles a los hombres las herramientas suficientes como para poder sobrevivir en el mundo, por lo que decidió obsequiarles el fuego.

Luego en una celebración con los dioses del Olimpo, Prometeo mató a un buey y separó la carne para entregársela a los humanos y los huesos a las deidades. Con el objetivo de no levantar la más mínima sospecha, dejo que Zeus hiciera la elección.

Éste al darse cuenta de la treta, mandó castigar a Prometeo, haciendo que Hefesto creara a una mujer a la que se le entregaría una caja llena de virtudes, misma que no debía ser abierta bajo ninguna circunstancia. Por cierto, el nombre de la dama era Pandora y ella quedó al resguardo de Prometeo.

Para evitar mayores represalias por parte de Zeus, Prometeo le dio la llave de la caja a su hermano Epimeteo. No obstante, este no tardó mucho tiempo en enamorarse de Pandora, hasta que un día ella le pidió abrir el cerrojo, pues no aguantaba la curiosidad de saber qué era lo que contenía aquel recipiente.

En el instante en el que la caja se abrió, escaparon de ella todas y cada una de las calamidades que perseguían al ser humano hasta la eternidad. Por suerte, Pandora logró devolver a la esperanza dentro del receptáculo y es por ello que los hombres somos capaces de soportar grandes catástrofes.

Zeus ordenó que Prometeo fuera encadenado a una gran roca, para que diariamente una arpía se comiera su hígado. Recordemos que él tenía el don de la inmortalidad, con lo que su castigo hubiese sido eterno de no ser por la aparición de Hespérides quien mató a la arpía con una de sus flechas, luego de que transcurrieran 30 años.

Mito del toro del diablo

¿Son todos los mitos y leyendas que circulan en la red reales?, o quizás algunos son producto de la imaginación de las personas que escuchan relatos y que al pasar de boca en boca, los vuelven suyos, sea lo que sea, todos los mitos si son reales o no, cumplen con una función y es la de entretener y este mito que les comparto, cumple a cabalidad.

Mito del toro del diablo

Mito del toro del diablo

Juan José Hinojosa, ganadero de la zona occidental del país, criaba toros de lidia para llevar a las mejores plazas de la región, reconocido por muchos de tener los más bravos toros de lidia, se había hecho de una reputación, criaba a los mejores animales y era buscado constantemente.

Pero alguien le empezaba a hacer competencia, y sus ganancias empezaban a mermar, por lo que puso todo su esmero en encontrar dentro de sus proveedores al mejor toro de lidia, que jamás se hubiera visto, fue así como encontró un toro que con tal de que se lo llevaran se lo regalaban, no entendía, del porqué de tal acción del ganadero, pero lo acepto gustoso.

Al llegar a su rancho y querer cruzar a dicho toro con las hembras para generar toros de la estirpe, mato a las primeras dos vacas que le pusieron encima, ahí supo del porque el anterior dueño, no lo quería, parecía que al bramar, se le ponían rojos los ojos, y opto, por venderlo a una de las plazas, para el evento del año, ese día, no solo murió el torero si no varias personas, al llegar el toro a las gradas, y nadie pudo matarlo ahí, de pronto se escapó y nadie nunca más lo volvió a ver, de ahí que todo los que tiene que ver con ese toro se volvió un mito.